presenta

Aquí antes podías conseguir tu entrada para el día del estreno el 27 de febrero, pero están agotadas para ese día, haremos un 2º pase en Espai Dodecaedre el 5 de marzo a las 18h y un 3º a las 19:30h.

LOGO RAÍCES

Era 2009, cuando ya consciente de la importancia de reconciliarme con el pasado para vivir una vida plena, le pregunté a mi madre sobre su embarazo.

Entonces ella tenía 81 años.

– Mamá, ¿cuéntame qué pasó cuando estabas embarazada de mí?

Mi madre y yo estábamos tranquilamente sentadas en el sofá, hacía tiempo que las aguas estaban calmadas entre las dos y llevábamos varios años en paz la una con la otra.

Me sorprendió que ella, que siempre había sido muy reservada, empezara a contarme cómo había vivido lo que según ella había sido su sueño:
casarse y ser madre.

Sin yo esperarlo, su relato empezó a fluir fácilmente, sentí que era la primera vez que le permitían contar esa historia y que se desahogaba con cada palabra:

Tu padre y yo nos casamos y al mes me quedé embarazada. ¡Me sentía feliz! Llena de alegría, fui a contárselo a mi madre y ella muy seria, en vez de alegrarse por mí, me dijo.

¡Anda que te ha faltado tiempo para embarazarte!

En su respuesta intuí que ella pensaba que probablemente ya lo estaba antes de la boda.

Sentí que un trocito de mí se rompía en ese momento.

¿Por qué no se alegraba por mí y ponía en duda mi virginidad hasta el matrimonio?

Así fue como, desde mi enfado, dejé de hablarle.

Tengo que decir que esta ha sido una forma habitual de “resolver problemas” en mi familia: dejar de hablarnos y, en consecuencia, generar nuevas dificultades de comunicación entre nosotros, haciendo grandes pequeñas cosas que se podrían haber resuelto diciendo a tiempo que había algo que necesitaba ser visto y acompañado sin jugarlo y/o negarlo.

Mi madre siguió con su historia:

– A los 5 meses de embarazo, tu abuela falleció por sorpresa para todos. Fue tan rápido que no tuve tiempo de reconciliarme con ella y me sentí tan mal por estar enfadadas que solo pude llorar su muerte con profundo desconsuelo.

– Fue en ese momento cuando tu padre y yo decidimos que si eras una niña te llamarías como ella: María Dolores.

El 23 de abril de 1954 empecé con las contracciones, yo notaba que
empezaba con el proceso de parto, pero la comadrona me dijo que como era primeriza tenía que esperar y que, al ser de noche, ella se iba a dormir.

Así fue como la comadrona se fue y me dejó con tu abuela paterna que me acompañó en todo el proceso previo al parto. Era ya de madrugada cuando las contracciones cesaron y mi suegra salió corriendo a buscar a la comadrona y la trajo obligada hasta la habitación del hospital.
Finalmente tuvieron que provocar el parto.

Ese día entendí cómo afectaron en mi vida las experiencias que viví a través de mi madre, durante su embarazo y en el parto.

ELLA ES PARTE DE MIS RAÍCES.

Entonces le dije a mi madre:

Sabes mamá, durante toda la vida he pensado que estabas enfadada conmigo y ahora me doy cuenta que el enfado era con tu madre.

Entendí que, al llevar el nombre de mi abuela, el
inconsciente se quedó anclado en aquel enfado no resuelto.

El parto también me afectó, pues hay una parte de mí que es muy emprendedora, tengo mucha energía de arranque, pero luego se me pasa y siento que tiene que venir alguien a rescatarme para poder seguir.

Esta historia que mi madre me contó me hizo entender que tenía mucha prisa por nacer y eso solo generó conflicto, primero con su madre y después con la comadrona que quería dormir. Ahí se me pasó el impulso.

Todo parece un poco loco, pero tiene a la vez mucho sentido para mí que lo veo desde la visión de las constelaciones familiares, que me han acompañado durante más de 22 años ya.

SI TODAVÍA NO ME CONOCES, DEJA QUE ME PRESENTE…

Soy María Martínez Calderón, consteladora familiar, y hoy en día puedo decir que, para mí, encontrar a Bert Hellinger, el padre de las constelaciones, y conocer su labor, es lo que ha dado un sentido a mi trayectoria profesional y una trascendencia a mi Ser.

Bert Hellinger decía que, si sanas a tu sistema familiar, pero sobre todo, si te reconcilias y asientes a tu madre y a todo lo que has vivido a través de ella tal y como ha sido, sin nada que pedir ni reclamar, solo agradecer lo esencial que es la Vida que te ha llegado gracias a ella, entonces y solo entonces, el vivir empezará a fluir fácil y aquello que estaba bloqueado, de pronto empezará a brotar y a dar frutos.
Para mí fue así.

Me apasiona acompañar a las personas a encontrar y reconciliarse con sus raíces y ver como después pueden desplegar sus alas.

Por ese motivo, quiero seguir compartiendo contigo mi experiencia,
esta vez en forma de documental.

Un documental que lleva por nombre Raíces.

Y es que, desde la visión de las constelaciones familiares, todo se resume en la reconciliación con tus raíces (tu familia) para vivir una vida plena y en armonía.

Nuestras raíces nos aportan una información importante y nos permiten brotar fuertes y seguros de nosotros mismos.

Las raíces simbolizan los instintos, el mundo inconsciente que tenemos dentro, es decir, que tiene relación con los aspectos más profundos del Ser.

Desde que conocí las constelaciones familiares mi vida dio un vuelco de 180º.
Sanar las relaciones con mi sistema familiar me ha llevado a hacer cosas importantes para mí:

  • Como ha sido acompañar a cientos de alumnos y clientes a reconciliarse con su pasado y a resignificar los acontecimientos de su vida.
  • Abrir mi propio centro de formación y terapias, Espai Dodecaedre donde imparto mis formaciones y talleres de constelaciones familiares.
  • Tener mi academia online, Mens Sana Formación donde tengo mi formación online de constelaciones familiares.
  • Escribir un libro sobre constelaciones familiares del que se han vendido casi 1.000 ejemplares: Manual para aprender a amar(te) que hará que otros te amen.
  • Publicar una revista que se reparte de forma gratuita en centros, herbolarios y tiendas de Barcelona y cercanías y disponible también en su formato online: Guía Holística.
  • Proyectar el estreno de este documental en pantalla grande en un cine de mi ciudad, Barcelona.

Aquí antes podías conseguir tu entrada para el día del estreno el 27 de febrero, pero están agotadas para ese día, haremos un 2º pase en Espai Dodecaedre el 5 de marzo a las 18h y un 3º a las 19:30h.

LA RAÍZ DEL ÁRBOL ES EL NEXO A TRAVÉS DEL CUAL SE NUTRE Y SE REPRODUCE,
ES SU FUENTE DE VIDA.

Visto así, tiene mucho sentido que el documental lleve por nombre “Raíces” ¿no crees?

En él se muestran las dinámicas ocultas que hay en todo grupo familiar, también llamado sistema familiar.

Los protagonistas son Josep, Herminia, Elisabet, Claudia, César, Graciela y Deisy, que nos explican su experiencia después de realizar las constelaciones familiares, y nos desvelan cómo éstas han contribuido a cambiar sus vidas.

Aparecen valores como la honra, el respeto y el reconocimiento de sus raíces, que sanan y aportan felicidad, salud y prosperidad en sus vidas.

También podremos ver conflictos familiares no resueltos y secretos de familia, que influyen y realmente han marcado el camino de sus vidas.

Con un estilo claro y sencillo, Raíces nos brinda una visión sincera de los conceptos básicos de Constelaciones Familiares y aporta emotivos ejemplos de la vida cotidiana de los protagonistas.

El estreno de este documental tendrá lugar en el Cinema Maldà de Barcelona el próximo 27 de febrero del 2023.

Si quieres acompañarnos ese día, puedes reservar tu entrada en este enlace:

Aquí antes podías conseguir tu entrada para el día del estreno el 27 de febrero, pero están agotadas para ese día, haremos un 2º pase en Espai Dodecaedre el 5 de marzo a las 18h y un 3º a las 19:30h.

Conocer y reconciliarte con tu pasado, con tu sistema familiar, con tus raíces, te permitirá renacer, brotar y florecer más segura de ti misma, capaz de todo lo que te propongas.

Esta es la historia de Amanda, que descubrió que su padre no era su padre biológico en una constelación.

*Esta es una historia real que no sale en el documental que hemos grabado porque Amanda no le ha contado todavía a su padre de crianza la verdad.* (Aunque salen otras historias igual de sorprendentes).

Amanda descubrió que su padre no era su padre biológico en una constelación…

Después de esa constelación Amanda habló con su madre para preguntarle si eso era verdad.

Mamá se lo confirmó y le contó que al poco de casarse, su marido y ella tuvieron una crisis y se separaron.

A los pocos meses se reconciliaron y volvieron a retomar la relación.

Pero durante esos meses de separación ella conoció a un hombre del que se quedó embarazada.

El papá biológico supo de la existencia de Amanda desde el embarazo, pero la mamá le pidió que lo que pasó entre ellos fuera un secreto.

Amanda le suplicó a su madre que le revelara la identidad de su papá.

Entonces la madre le dijo el nombre y los apellidos.

Amanda buscó por Facebook y descubrió que tenía 3 medio hermanos y que uno de ellos, Raúl, vivía en España y tenía una peluquería en Vigo.

Hace un tiempo vino a verme y me contó que por su trabajo tuvo que viajar a Vigo y que sin dudarlo, pidió cita en la peluquería de su hermano.

Consiguió ser atendida por él y durante el servicio estuvieron hablando de su país de origen, evidentemente los dos coincidieron que eran chilenos y que vivieron en el mismo barrio.

En un momento de la conversación y sintiendo que igual no tendría otra oportunidad, le dijo:

– Raúl, soy tu hermana.

Cuando procesó la noticia, se lanzó hacia ella para fundirse los dos en un abrazo.

Entonces, él le dijo:

– Amanda, tus otros hermanos y yo hace años que sabíamos de ti.

Papá nos lo contó y también que tu mamá quería que se mantuviera en secreto.

Y siguió:

– ¿Has hablado ya con papá?

Ella respondió que no y entonces Raúl dijo:

– Espera que vamos a llamarlo.

Llamó y dijo:

– ¡Papá, un momento, que te paso con tu hija!

Y le pasó el teléfono a Amanda que se quedó muda de repente.

Entonces el papá completamente emocionado tomó la palabra:

– Ay hija mía, este es el mayor regalo que la vida me podría dar.

Siempre temí que iba a morir sin conocerte. Eres un regalo para mí.

Amanda seguía su relato entre lágrimas:

– Por fin me he desprendido de esa losa que me acompañó toda mi vida y he dejado de tener la sensación de no saber quién soy.

Si tú también quieres aprender sobre Constelaciones Familiares, al mismo tiempo que das un nuevo significado a tu vida y aprendes de los demás…
¡Ven a ver el estreno del documental!

¡GRACIAS!

Me gustaría agradecer a los que han contribuido a que este proyecto haya tomado forma y a todos los que nos habéis hecho aprender con vuestras historias. Sin vosotros no hubiera sido posible.

RAÍCES

ENTRE BAMBALINAS

¿QUIERES CONOCER CÓMO SE GESTÓ ESTE DOCUMENTAL?

PREGUNTAS FRECUENTES

¿CUÁNDO Y DÓNDE SERÁ EL ESTRENO DEL DOCUMENTAL DE CONSTELACIONES FAMILIARES?

¿PODRÉ VER EL DOCUMENTAL ONLINE?

ME GUSTARÍA HACER MI CONSTELACIÓN FAMILIAR, ¿DÓNDE PUEDO HACERLA?